Uno de los dispositivos más populares de HTC finalmente podrá disponer de la versión más reciente de Android, la versión tan popular que lleva por nombre Jelly Bean. El dispositivo en cuestión es el HTC One X, un terminal de gama alta que se posiciona como el más innovador de la compañía y uno de los que están haciendo frente a los dispositivos más recientes: el Galaxy SIII de Samsung y más recientemente el Nexus 4 de Google.

Los usuarios de HTC One X son de los más insistentes en la actualización a Jelly Bean puesto que con Ice Cream Sandwich habían carecido de muchas novedades que Google había presentado hace poco más de 5 meses durante la introducción a Android 4.1 Jelly Bean.

El día de hoy finalmente tenemos la novedad de que HTC ha liberado formalmente, a través del propio gestor de actualizaciones oficial, la nueva versión de Android para su terminal más popular del momento, lo que finalmente implica un aumento de audiencia nuevamente para su dispositivo de gama alta.

Lo cierto es que esta parece ser la mayor atracción de HTC desde el lanzamiento de Sense 4. Recordaremos que HTC Sense es la interfaz propia de los terminales de HTC que en su última versión ha demostrado una serie de problemas de compatibilidad con Android Jelly Bean debido a la forma en que se estructura la interfaz sin embargo, parece que HTC finalmente ha sobrellevado los problemas al ofrecer la actualización.

De momento sabemos que la actualización queda pendiente para algunos de los usuarios de HTC One X en Argentina, Brasil, Filipinas, la India y Reino Unido que cuentan con los modelos CID_038 y CID_044, una actualización que se pretende liberar en lo que resta del mes de noviembre según la información filtrada.

Como recomendaciones para la actualización, se presenta al usuario actualizar (de ser posible) a través de una red Wi-Fi puesto que la actualización pesa poco más de los 365 MBs, poco recomendable para redes móviles con ancho de banda limitado. Por otra parte, en caso de que la actualización no haya sido ofrecida por el sistema, los usuarios del HTC One X pueden forzarla directamente desde el centro de actualizaciones por lo que no resulta un obstáculo para actualizar.

Algunas de las novedades de quienes ya han probado estos cambios, son por ejemplo una mayor eficiencia en la administración de recursos, tareas secundarias y la vida de la batería. Además, la sección fotográfica ha incrementado su eficacia de transición.