Samsung fue la primera y ha creado escuela. Cada vez más los fabricantes de móviles están apostando por diseñar celulares con la pantalla curva. El Samsung Galaxy Note Edge, el Galaxy S6 Edge, y el nuevo Samsung Galaxy S7 Edge son los pioneros y los que han marcado tendencia, pero en el mercado también podemos encontrar otros modelos y, lo que es más interesante, a corto plazo se prevé el lanzamiento de más.

¿Pero cuáles son los mejores móviles con pantalla curva que están ya en el mercado? Uno de los más recientes es el Samsung Galaxy S7 Edge, sucesor del S6 Edge. Su doble pantalla curva es de 5,5 pulgadas, Quad HD Super AMOLED display. Además, cuenta con un potente procesador (Snapdragon 820 o Exynos 889) e incorpora novedades muy interesantes como ser resistente al agua y su ranura para tarjetas microSD. Si estás pensando en adquirir un móvil con pantalla curva, el Galaxy S7 Edge es una de las mejores opciones del mercado y en webs de operadoras de telefonía móvil como T-Mobile encontrarás todas sus características y planes de música en streaming para que llenes tu smartphone de tus canciones favoritas.

El Galaxy S6 Edge lleva a la venta desde el año pasado y sigue siendo un terminal de pantalla curva realmente interesante. De hecho, puede presumir de haber sido el primero con una doble pantalla curva. Cuenta con 5,1 pulgadas y una resolución de 1440 x 2560 píxeles en Super AMOLED. Además, su procesador de ocho núcleos, un Exynos 7420, sus 3 GB de RAM y su cámara de 16 megapíxeles contribuyen a que siga siendo un modelo a tener en cuenta.

Otra buena opción es el LG G Flex 2 pese a que también lleva más de un año en el mercado. Su pantalla curva de 5,5 pulgadas y 1080p es curiosa a la par que llamativa. Además, es la única flexible. Este terminal cuenta con un procesador Snapdragon 810, una cámara de 13 megapíxeles, 3 GB de RAM y 32 gigas de memoria interna ampliables gracias a la ranura microSD.

Y puesto que la pantalla curva tiene muchas ventajas, también la encontramos en una Blackberry, en concreto en la Blackberry Priv. Tiene una pantalla curva doble, de 5,4 pulgadas y una resolución de 1440 x 2560 píxeles. De hecho, esta pantalla se asemeja bastante  a la que usa Samsung en los modelos edges.

Son algunos ejemplos de terminales con pantallas curvas pero, como decíamos al principio, esta tendencia parece haber llegado para quedarse y otras marcas están incorporándola en sus terminales. Es el caso de Vivo, Huawei y Xiaomi que, según las informaciones publicadas, utilizarán pantallas curvas de Samsung en sus futuros móviles.

No son solo una moda y por eso cada vez más fabricantes apuestan por ellas. Las pantallas curvadas tienen utilidad y ofrecen diferentes ventajas. De hecho, la curvatura mejora la calidad de la imagen porque reduce las alteraciones de la luz y el reflejo de los objetos. También mejoran los niveles de brillo y permiten visualizar notificaciones y acceder a un plantel de aplicaciones de manera rápida.