Los recientes desastres naturales en el mundo han tenido un gran impacto y magnitud. Sismos, tormentas y huracanes han azotado a nuestro país recientemente.

La Universidad Autónoma de México desarrolló una tecnología para pronosticar huracanes, en su mayoría de intensidad 5, gracias al Instituto de Geofísica que, a través de fotografías tridimensionales capturadas desde el espacio, puede hacer un análisis oportuno antes de que toquen tierra.

Lo que diferencia este modelo de otros, es que está basado en un modelo físico y tiene un mínimo margen de error de un año.  

El universitario de la UNAM, Víctor Manuel Velasco Herrera, descubrió que circunstancias climatológicas implantan una periodicidad por década. Y explicó que, analizar las fotografías tridimensionales de los huracanes que alcanzan vientos mayores a 250 km por hora, les concede hacer un pronóstico que de hecho ya tiene dos años efectuándose.

Por otra parte, en Cuba, el Instituto de Meteorología de dicho país también ha implementado tecnología que los ha ayudado a pronosticar huracanes. Lo logran mediante una red de 8 radares, que cubre a la isla en su totalidad y  son mecánicos.

El sistema les permite detectarlos con puntualidad a fin de realizar un pronóstico a mediano plazo. La nación ocupa una nueva tecnología llamada SmartMet, a través de la información brindada por los radares realiza un análisis más detallado y completa un pronóstico en menor tiempo.

Esta nueva herramienta permite a los especialistas procesar la información dentro de 24 o 48 horas y como máximo 10 días.

Gracias a estos nuevos modelos nos podemos informar oportunamente por medios de internet o cualquier medio de comunicación tradicional. Lo más importante es hacer caso a todas las indicaciones de protección de nuestra entidad.